tallerdelecturayanalisisliterario
  ANTOLOGÍA
 
Sor Juana Inés de la Cruz (México, 1655-1695)
Romance 95
El no ser de padre honrado
fuera defecto a mi ver,
si como recibí el ser
de él, se lo hubiera yo dado.
 
Más piadosa fue tu madre,
que hizo que ha muchos sucedas,
para que, entre tantos, puedas
tomar el que más te cuadre.
 
Rosalía de Castro (España 1837- 1885)
Ya duermen en su tumba las pasiones
 
Ya duermen en su tumba las pasiones
          el sueño de la nada;
¿es, pues, locura del doliente espíritu,
o gusano que llevo en mis entrañas?
Yo sólo sé que es un placer que duele,
que es un dolor que atormentado halaga,
llama que de la vida se alimenta,
mas sin la cual la vida se apagara.
 
 
 
 
 
 
Octavio Paz (México, 1914- 1998)
Decir, Hacer
1
Entre lo que veo y digo,
entre lo que digo y callo,
entre lo que callo y sueño,
entre lo que sueño y olvido
la poesía.

           Se desliza
entre el sí y el no:
                     dice
lo que callo,
                    calla
lo que digo,
                 sueña
lo que olvido.
            No es un decir:
es un hacer.

              Es un hacer
que es un decir.
                 La poesía
se dice y se oye:
                      es real.
Y apenas digo
                     es real,
se disipa.
              ¿Así es más real?

2
Idea palpable,
                     palabra
impalpable:
                  la poesía
va y viene
          entre lo que es
y lo que no es.
                     Teje reflejos
y los desteje.
                       La poesía
siembra ojos en la página,
siembra palabras en los ojos.

Los ojos hablan,
                  las palabras miran,
las miradas piensan.
                                 Oír
los pensamientos,
                               ver
lo que decimos,
                           tocar
el cuerpo de la idea.
                                Los ojos
se cierran,
                las palabras se abren.
 
 
 
 
MANUEL MACHADO (España, 1874-1947)
 
INVIERNO
 
 
Calla, viejo organillo
sentimental... En balde
lanzas la melancólica sonata
conocida... ¡A otra parte!
 
 
Oh la crueldad y el mal y la fatiga
de luchar sin cuartel, y las mortales
heridas a traición, las puñaladas
de que no brota sangre!...
 
 
Y la malaventura
de lo bello y lo grande...
 
 
La pobre y mala triste y torpe vida
de un Miguel de Cervantes,
alcabalero, y de un Quevedo, pincho,
y de un Verlaine, mendigo... Y la implacable
contrafortuna del ingenio... -”Suerte
te dé Dios, hijo, que el saber no vale”-.
 
 
Y esta ancestral pobreza
española del vate...,
la tragedia ridícula
de la bohemia...¡ El mártir
que es un pobre poeta de sus sueños
y de sus realidades!...
 
 
¡Y la doliente humillación de serlo!...
¡Y el buen gusto dudoso de quejarse!...
 
 
Calla viejo organillo
incorregible... En balde
lanzas la melancólica sonata
conocida... ¡A otra parte!
 
 
 
 
 
 


 
  Hoy habia 4 visitantes (21 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=