tallerdelecturayanalisisliterario
  ACTIVIDAD 1 DE POESÍA
 
ACTIVIDAD 1
1.1.- Lee el siguiente poema:
 
En perseguirme, Mundo, ¿qué interesas? (Sor Juana 1651- 1695)
 
En perseguirme, Mundo, ¿qué interesas?
¿En qué te ofendo, cuando sólo intento
poner bellezas en mi entendimiento
y no mi entendimiento en las bellezas?

Yo no estimo tesoros ni riquezas;
y así, siempre me causa más contento
poner riquezas en mi pensamiento
que no mi pensamiento en las riquezas.

Y no estimo hermosura que, vencida,
es despojo civil de las edades,
ni riqueza me agrada fementida,

teniendo por mejor, en mis verdades,
consumir vanidades de la vida
que consumir la vida en vanidades.
 
1.2.- ¿Determina cuál es el tema del poema?
1.3.- ¿Consideras que tienes el conocimiento suficiente para comprender el poema?
1.4.- ¿Qué consideras que necesitas saber, para poder decir que lo entendiste bien?
Recuerda contestar ampliamente cada pregunta, entre más expliques y reflexiones las preguntas, podrás comprender mejor la lectura.
 
 
La siguiente es una explicación general del poema de sor Juana Inés de la Cruz:
Este poema es un soneto clásico, es decir, es una composición poética con catorce versos endecasílabos (con once sílabas) distribuidos en dos cuartetos y dos tercetos. Los cuartetos tienen la misma rima: ABBA, la cual es una rima mixta, y los tercetos tienen diferente rima: CDC y DCD. El poema se considera de arte mayor, porque es endecasílabo.
En la primera estrofa encontramos una paradoja, ésta se forma cuando se unen frases que aparentemente se contradicen. Tal y como ocurre en los versos tres y cuatro, sor Juana afirma que solamente quiere enriquecer su entendimiento o su mente con el aprendizaje, y no poner su enfoque en las vanidades de la sociedad (vestimenta cara, chismes, etc.).
Los versos señalados también dan un ejemplo del retruécano. El retruécano es un juego de palabras que consiste en cambiar el orden de las palabras en el siguiente verso, y así se altera el sentido también: bellezas y entendimiento.
Otro recurso utilizado es la pregunta retórica, con la que se abre la poesía, ésta crea expectativa y el razonamiento al que se refiere se desarrollará en las siguientes estrofas.
Los verbos son escasos y están en presente: ofendo, estimo, agrada. El tiempo presente es coherente con el hipotético diálogo que entablan el yo poético y el mundo al que le habla y al que se opone.
En el primer terceto vuelve la idea de que la riqueza es falsa y superficial, lo enfatiza con el “fementida”. Utiliza aquí el recurso llamado calambur con la palabra “fementida”, puede leerse “fe mentida”, y reitera la idea de que la riqueza puede causar “fe”, pero equivocada porque estará adorando dioses falsos.
 
 
 
 
 
 
 
  Hoy habia 77 visitantes (289 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=